TRATAMIENTOS PARA

LA ENFERMEDAD DE PÁRKINSON

Las opciones para tratar el párkinson se podrían clasificar en 2 grandes categorías tratamientos farmacológicos y tratamiento quirúrgico, así mismo su médico tratante puede prescribir adicionalmente tratamientos coadyuvantes como sesiones de terapias con otros profesionales de la salud para ayudar a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente y de su familia.

En la actualidad existe diferentes opciones para el tratamiento de párkinson, sin embargo, es importante comprender que cada paciente es diferente y por esto analizar y comprender las necesidades de cada paciente de manera individual es indispensable a la hora de seleccionar una opción, es por esto que la prescripción debe hacerla el médico tratante o un médico especialista.

Los tratamientos para el párkinson disponibles en la actualidad se centran el controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente y su familia, a la fecha no se cuenta con tratamientos curativos para el párkinson, estas opciones se pueden dividir en dos grandes categorías:

Existen varios medicamentos usados para tratar los síntomas motores de la enfermedad de párkinson. Estos medicamentos son útiles en las etapas tempranas de la enfermedad, pero su efectividad generalmente disminuye con el tiempo; así mismo es posible que con el tiempo requiera mayores dosis de medicamento para obtener control de los síntomas motrices lo que a futuro podría ocasionar efectos secundarios. El tipo de medicamento que su médico le prescriba dependerá de sus síntomas y necesidades.

TRATAMIENTOS

FARMACOLÓGICOS

TRATAMIENTOS

QUIRÚRGICOS

Cuando algunos pacientes descubren que los medicamentos ya no funcionan tan bien para ellos, la cirugía de estimulación cerebral profunda (DBS) puede ser una opción para ayudar en el control de los síntomas motores del párkinson. 

La terapia DBS es una forma de tratamiento que envía impulsos eléctricos a áreas específicas del cerebro que controlan los movimientos. Esto implica un procedimiento quirúrgico para implantar electrodos en el cerebro, conectados a un dispositivo neuroestimulador localizado debajo del pecho o el abdomen.

El DBS es altamente efectivo en pacientes seleccionados adecuadamente. Es una cirugía que proporciona a los pacientes alivio a muchos de los síntomas de la enfermedad de Parkinson por medio de estimulación eléctrica.

TERAPIAS

COMPLEMENTARIAS

En las primeras etapas de diagnóstico de párkinson, su médico puede recomendar cambios en el estilo de vida y terapias que puedan mejorar algunos síntomas de la enfermedad, o puedan ayudarlo en su vida diaria. Algunas terapias complementarias comúnmente recomendadas son:

Cambio%20de%20dieta_edited.jpg

Cambio en la dieta

Terapia%20de%20lenguaje_edited.jpg

Terapia de

lenguaje

Fisioterapia_edited.jpg

fisioterapia

Terapia ocupacional.jpg

terapia

ocupacional

Océano

DESCUBRE SI ERES CANDIDATO

EN NUESTRA AUTOEVALUACIÓN